Palma Areca

Palma Areca
Descargar ficha técnica Ver producto

Podemos soportar el sol directo, pero preferimos la luz indirecta o incluso sombra.

En épocas de calor, riégame 2 veces a la semana y en épocas de frío una vez cada dos semanas. Nuestra tierra debe estar siempre ligeramente húmeda, pero nunca encharcada.

Si me tienes en interior, rocíame las hojas con un atomizador una o dos veces por semana.

Para purificar el aire correctamente y estar lo más verdes posible, necesitamos abono una vez al mes durante primavera y verano.